Como es sabido la Ley del IRPF regula la  inversión en vivienda habitual estipulando una decucción de 7,5% de las cantidades satisfechas durante el periodo impositivo para la adquisición o rehabilitación de la vivienda que constituya o vaya a constituir la residencia habitual del contribuyente. Además establece una base máxima de deducción de 9.015 euros anuales.

Abogado ValenciaLa base de deducción estará formada por las cantidades satisfechas, por cualquier concepto, relacionadas con la adquisición.

Abogados arrendamiento

Ahora bien, ¿qué sucede con las mensualidades satisfechas en un arrendamiento con opción de compra cuando esas serán imputadas al pago del precio en caso de ejercicio del derecho de opción?

Durante el arrendamiento, aunque esas cantidades lleguen a formar parte del pago del precio en el futuro, estos pagos  no reunen el requisito de ser «cantidades satisfechas para la adquisición» sino que bien al contrario son cantidades satisfechas por el mero disfrute del bien. La normativa aplicable al contrato en ese momento es la que regula el arrendamiento y no la compraventa. La opción mientras tanto aparece como un derecho potencial para que, su titular (el arrendatario) en el momento señalado, pueda ejercitar la compra en el momento señalado (o pueda también no ejercitarla).

Por ello, desde un punto de vista fiscal, Abogado Amigo debemos retener que esas mensualidades sólo darán lugar a la deducción por alquiler de vivienda habitual cumpliendo con los requisitos impuestos por la ley reguladora.

Una vez que la opción de compra se ejercita, las cantidades desde entonces satisfechas sí que lo son para la adquisición del dominio y por lo tanto deducibles como adquisición de vivienda habitual.

Abogados Desahucio