El régimen económico matrimonial de Separación de Bienes

albacea abogado herencia sucesión valencia madrid barcelona salamanca valladolid

 

El régimen de separación de bienes es una de las posibilidades por la que optar cuando se elige régimen económico matrimonial cuando se contrae matrimonio, ya sea éste canónico o civil.

Régimen de separaciónLa separación de bienes conlleva que ambos cónyuges mantienen sus patrimonios separados y diferenciados. Esto supone que ambos patrimonios tengan independencia entre sí y que cada uno de ellos responde de sus deudas con independencia del otro. Es decir, si un cónyuge tuviera deudas propias, el patrimonio del otro queda a salvo de las mismas. Se diferencia por ello netamente del régimen de sociedad de gananciales en el que los bienes adquiridos por los cónyuges durante el matrimonio pasan a formar parte de un patrimonio común o ganancial.

Separación de bienes

El régimen económico matrimonial de separación de bienes es comúnmente utilizado en profesiones liberales, que conllevan una alto riesgo de reclamaciones de terceros o responsabilidad patrimonial. La separación de bienes evita que se responda con todos los bienes presentes y futuros. Por eso, conlleva mayor seguridad. Un adecuado asesoramiento por abogados expertos en Derecho de Familia puede ayudar a organizar de forma efectiva los efectos patrimoniales del matrimonio evitando problemas futuros.

El régimen económico matrimonial debe estar contemplado en el documento denominado capitulaciones matrimoniales otorgado necesariamente ante notario, para dar fe pública del mismo.

Cómo pactar la separación de bienesAbogados de familia

El régimen económico matrimonial de separación de bienes rige desde el momento en el que se pacta el mismo. Además el régimen económico del matrimonio es dinámico, puede modificarse cambiando de uno a otro. Haber contraido matrimonio en sociedad de gananciales no excluya que después puedan otorgarse capitulaciones matrimoniales para optar por el régimen de separación.

La separación de bienes puede pactarse por regla general como hemos mencionado antes de contraer matrimonio otorgando Capitulaciones matrimoniales, pero no es éste el único momento en el que puede otorgarse.

La modificación del régimen matrimonial exige siempre que se inscriba en el Registro Civil y aparecerá al solicitar la certificación de matrimonio. También se puede solicitar ante el Juez mediante demanda en supuestos fundamentados en determinados incumplimientos por parte de uno de los cónyuges.

Los cónyuges pueden adquirir bienes conjuntamente e inscribirlos a nombre de los dos estando casados en régimen de separación de bienes, tratándose en el supuesto de divorcio de los cónyuges como una comunidad de bienes ordinaria perteneciente pro indiviso a ambos.

Extinción de la separación de bienes

Este régimen matrimonial extingue mediante el divorcio, nulidad del matrimonio o por fallecimiento de uno de los cónyuges, y por cambio del régimen de separación de bienes por otro elegido por los cónyuges estando constante aún el matrimonio.

El régimen de separación de bienes no impide que para el mantenimiento de las necesidades ordinarias de la familia (alimentación, pago de alquiler o suministros de la vivienda…) se responda solidariamente con los bienes de ambos cónyuges, en el caso de que el cónyuge que hubiere contraído esa deuda no tuviere patrimonio suficiente para hacerle frente.

Recordemos que si usted está casado en una Comunidad Autónoma que no se rija por derecho foral propio, la norma general en defecto de pacto expreso, será la del régimen económico matrimonial de gananciales.Abogados separación de bienes

Valencia, Madrid, Barcelona, Valladolid, Cartagena

Compártelo ahora...Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

7 Comentarios en “El régimen económico matrimonial de Separación de Bienes”

  1. Hola Sergio.
    Ni tú ni nadie lo entiende. El Tribunal Constitucional hace ya tiempo que ha optado por declarar inconstitucionalidades manteniendo los efectos parcialmente. Parece de su lectura que los efectos que se derivan de ella son ex tunc, sin embargo la falta de competencia determinaria que la norma no ha sido puesta, es decir ex nunc. Cierto es que muchas decisiones de cónyuges pueden venir basadas en una confianza legítima en el ordenamiento vigente y la aplicación de una retroactividad plena, es decir con efectos sobre los hechos ya consumados produciría una grave inseguridad jurídica. Creo que al final, los tribunales aplicarán (aunque no tenga sentido) la sentencia del Tribunal Constitucional como una reforma de la regulación del régimen volviendo al de Gananciales y manteniendo los efectos ya producidos durante la vigencia de la ley.

  2. No tengo claro cuáles son los efectos de la declaración de inconstitucionalidad y nulidad de la Ley 10/2007, de 20 de marzo. Los efectos del fallo según el Tribunal declara que “no afectará a las situaciones jurídicas consolidadas” y a continuación dice que los valencianos “seguirán rigiéndose por el mismo régimen económico matrimonial que hubiera gobernado sus relaciones, salvo que su voluntad sea manifestada mediante las oportunas capitulaciones”. De este último inciso “seguirán rigiéndose por el mismo régimen”, no entiendo si por ejemplo quienes contrajeron a partir del verano de 2008 no hicieron capitulaciones, el régimen supletorio de primer grado era el de separación de bienes, luego a partir de esta sentencia, aquellas personas va a continuar en separación de bienes o por el contrario van a tener que hacer capitulaciones (yo entiendo ésto último) y a sensu contrario, quienes hubieran hecho capitulaciones y hubieran optado por gananciales, “seguirán rigiéndose por el mismo régimen”. La verdad es que la sentencia parece estar muy bien fundamentada pero creo que la Sala al llegar al fallo perdió fuelle y debería haber sido más claro a la hora de establecer cuáles van a ser los efectos de la sentencia, pues ha quedado claro que la ley es nula, pero con efectos ex tunc o ex nunc? y quiénes quieran hacer valer el régimen de gananciales desde que contrajeron matrimonio, ¿qué deberán hacer? pues si estaban en separación de bienes, ahora no entiendo tengan que hacer capitulaciones, pues el régimen que debería haber imperado en todo momento era el de gananciales, con lo que sólo tendrían que hacer capitulaciones ahora quienes sí quisieran estar en separación de bienes, pero quienes no hicieron capitulaciones, entiendo siempre estuvieron en gananciales ¿Entiende Abogado Amigo, ésto último correcto? en tal caso cómo deberíamos hacer valer esta sentencia para que nos fuera aplicable el régimen de gananciales con efectos ex tunc? Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y ajenas para añadir funciones (redes sociales) y elaborar estadisticas anónimas (Google). Navegando acepta nuestra Politica de Cookies..

ACEPTAR
Aviso de cookies