El despido indirecto es una expresión más gráfica que jurídica con la que se hace referencia a aquellos casos en los que la actitud del empresario invita u obliga al empleado a cesar en su actividad laboral. El empresario, sin despedir de forma directa, adopta decisiones organizativas que hacen perder al empleado su interés por el empleo.

El despido Indirecto

despidos indirectosPara poder entender que existe un despido indirecto es necesario que se cumpla como dice el estatuto de los trabajadores: La modificación substancial en las condiciones de trabajo que redunden en perjuicio de la formación profesional o en menoscabo de la dignidad del trabajador.

El hecho de tener menos responsabilidad en la dirección del área en el que se desarrolla el trabajo, en términos generales, parece no estar recogido en las previsiones de esta institución, si no que, por el contrario, nuestro equipo de abogados ve necesario que sea una modificación sustancial y que afecte directamente a la capacitación profesional del empleado. Así sería aplicable a un medico que asumiera funciones de enfermero. En los casos concretos en los que se plantea un despido indirecto puede defenderse, argumentarse e intentarse pero claro está que se depende de la sensibilidad del  órgano juzgador. Cuantos más elementos objetivos en este caso se sumen, mejor.

Por otro lado, en muchas ocasiones el despido indirecto no es sino la concrección jurídica de una situación de mobbing laboral en las que el empresario intenta prescindir del trabajador sin hacer frente a un despido improcedente.

Abogados despidos