La incapacitación judicial; el proceso de incapacidad

albacea abogado herencia sucesión valencia madrid barcelona salamanca valladolid

La incapacitación es el instituto jurídico por el que se priva a una persona de su capacidad de obrar por adolecer de enfermedades o deficiencias permanentes de carácter físico o psíquico que le impiden gobernarse por sí mismo.

Sólo puede tener lugar la incapacitación mediante un proceso judicial en el que el juez, previo examen del incapaz, declare su ausencia de capacidad para obrar en el tráfico jurídico.Incapacitación

La incapacitación judicial

Los letrados especialistas en Derecho Civil del Bufete Abogado Amigo le asesorarán sobre la mejor forma de organizar sus necesidades o las de sus familiares para el caso de incapacidad.

La incapacitación pude ser total o parcial, según el grado de conocimiento que tenga el incapaz. Cuando es total, se suprime la capacidad de obrar del incapacitado y se nombra un tutor para que administra su persona y bienes sujetándose en todo momento a las obligaciones y controles establecidos por el Código Civil. Cuando es parcial por apreciarse que sólo necesita un complemento de capacidad para determinados actos, el juez procederá a nombrar un curador que deberá participar en los actos que hubieran sido determinados (por ejemplo, para realizar actos de disposición, o para realizar actos de contenido patrimonial en relación a bienes inmuebles).

En el proceso de incapacitación deberá acreditarse mediante los informes médicos pertinentes, la imposibilidad del incapaz de regirse por sí mismo.proceso de incapacitación

Abogado Proceso de incapacitación

La incapacitación es ante todo una medida tendente a proteger el patrimonio y la persona del incapaz. Si una persona que tiene afectada su capacidad de entender y de querer mantiene su capacidad de actuar válidamente en derecho, se origina un peligro de pérdida patrimonial abogados incapacitaciónirreparable, ya sea porque el incapaz disponga de sus bienes irreflexivamente, ya sea porque su voluntad es captada por algún desaprensivo que pretende obtener ventaja patrimonial de la vulnerabilidad del incapaz. Todos esos negocios celebrados por quien debía haber sido incapacitado y no lo fue son, a priori, perfectamente válidos, y su impugnación requiere la acreditación del engaño, de la falta de capacidad o de la captación de la voluntad, extremos todos estos cuando menos complicados de acreditar.

Debemos tener en cuenta que para proteger el patrimonio de las personas con discapacidad existen otras figuras menos agresivas con su autonomía como pueden ser la constitución de un patrimonio protegido o el otorgamiento de un poder preventivo para el caso de incapacidad.

El juez nombrará tutor preferentemente a la persona designada por el propio incapaz en documento público (por ejemplo, en un poder preventivo), y subsidiariamente al cónyuge, padres, persona designada por los padres en su testamento, descendientes, ascendientes o hermanos del incapaz. No obstante, esta es una mera enumeración y podrá acreditarse en el proceso de incapacitación la idoneidad y por lo tanto preferencia de cualquiera de los mencionados.

Recuerde que usando este formulario podrá pedir cita en nuestro bufete.

Abogados incapacidad Madrid Valencia Barcelona Salamanca

Compártelo ahora...Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

3 Comentarios en “La incapacitación judicial; el proceso de incapacidad”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y ajenas para añadir funciones (redes sociales) y elaborar estadisticas anónimas (Google). Navegando acepta nuestra Politica de Cookies..

ACEPTAR
Aviso de cookies