Partición judicial de herencia: juicio entre herederos

Partición judicial de herencia herederos juicio

El procedimiento de partición judicial de herencia es aquel en el juez viene a suplir la falta de acuerdo entre los herederos sobre la forma de repartir los bienes hereditarios.

La falta de acuerdo puede producirse tanto por discrepancias sobre el fondo del asunto, es decir, qué corresponde o debería corresponder a quién, como por la mera pasividad o no colaboración de uno o varios de los herederos.

Partición judicial de herencia

El proceso de partición judicial de la herencia tiene 3 fases o partes:

  1. Determinación del haber hereditario: En este momento procesal se determina qué bienes son los que se deben heredar por formar parte del patrimonio del fallecido. Mientras que existen bienes que incuestionablemente forman parte de la herencia y son conocidos por todos (como los bienes inmuebles), otros sin embargo pueden ser de más difícil valoración o prueba (dinero en metálico, bienes inmuebles no registrados, bienes o valores radicados en el extranjero).
  2. Avalúo de los bienes: una vez que se conocen los bienes que forman parte de la herencia, para poder proceder a su adjudicación cumpliendo con las cuotas establecidas por el causante en su testamento o bien, las cuotas determinadas por el Código Civil para la sucesión ab intestato, los bienes tienen que ser valorados. Si las partes no se ponen de acuerdo sobre el valor de alguno o algunos de los bienes, el juez designara un perito judicial que determine el valor de aquellos bienes que sean controvertidos.
  3. Adjudicación de bienes: a la vista de los valores obtenidos para los bienes que forman parte de la herencia, los herederos propondrán y el juez acordará una partición de la herencia que cumpla con los porcentaje legales o testamentarios que deban ser respetados en la partición.

En este caso, cuando los bienes sean de imposible reparto, cabe que el juez acuerde una adjudicación por partes indivisas, debiendo los herederos acudir posteriormente a un juicio de división de cosa común en el que se venderían en subasta los bienes, o bien liquidar los bienes conflictivos, sacándolos a subasta y repartiendo el dinero obtenido por la venta de los mismos y terminando así con la comunidad de herederos.

Como es normal en cualquier punto de la tramitación del proceso, los herederos pueden acordar una partición que satisfaga sus intereses, presentándolo al juez juez para su homologación.

Juicio entre herederos

Compártelo ahora...Share on Facebook
Facebook
2Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Utilizamos cookies propias y ajenas para añadir funciones (redes sociales) y elaborar estadisticas anónimas (Google). Navegando acepta nuestra Politica de Cookies..

ACEPTAR
Aviso de cookies