El Bufete Abogado Amigo desarrolló su departamento especializado en Nuevas Tecnologías en 2011. Desde entonces somos apasionados por la tecnología y la innovación. Por ello nuestro equipo estará encantado de solventar tus consultas de bitcoin, criptomonedas y mundo crypto.

Trabajamos desde hace más de una década en ofrecer el asesoramiento jurídico que las innovaciones tecnológicas requieren. Por eso, hemos participado en le crecimiento y desarrollo del mundo cripto en nuestro país, contando en nuestro equipo con abogados especialistas que atenderán sus consultas en materia de criptomonedas, blockchain, smart contrat, fiscalidad y criptoactivos en general.

181.50€ – Contrata AQUI tu consulta jurídica sobre criptoactivos Incluye 21% impuestos

Consultas jurídicas sobre Bitcoin y criptomonedas

Las criptomonedas llevan años en el punto de mira de la Agencia Tributaria. La tributación de las ganancias obtenidas por ventas de criptoactivos u operaciones de cambio de criptomonedas está sujeta a continua evolución y a constante presión por parte de la Agencia Tributaria. Sólo contando con la experiencia de abogados especialistas en bitcoin y criptomonedas podrás elaborar una estrategia solvente a largo plazo y dentro de la legalidad vigente, sin perjuicio de las múltiples incertidumbres que se abren por la evolución de los criterios administrativos en este campo.

El mundo crypto es un melón demasiado jugoso, desde el punto de vista fiscal, para no tener suficiente control. Los activos virtuales hasta el momento han sido difíciles de rastrear, por lo que el cumplimiento de las obligaciones fiscales derivadas de las operaciones en las que intervienen cryptos sólo podía cotejarse por el resultado final de dichas operaciones.

Tributación de bitcoin y Etherum

Así las cosas, la tenencia de criptodivisas o la realización de operaciones de cambio o de pago no podía ser seguida fácilmente por la administración. Si a esto añadimos que muchos usuarios realizan operaciones de cambio entre diferentes monedas, que esa información en muchas ocasiones se pierde (por ejemplo por desaparecer el exchange), que otras no están disponibles de un modo sencillo, resulta que el principal de los medios de comprobación es el afloramiento de las ganancias patrimoniales cuando se produce el cambio a euros.

El hecho de que la posesión de criptoactivos fuera opaca para el fisco generaba problemas tanto para la Agencia Tributaria cuando intentaba verificar la información aportada por las autodeclaraciones de los contribuyentes, como a los propios ciudadanos a la hora de “probar” la realidad de los datos facilitados a la Agencia ante una inspección. Recordemos que la carga de la prueba del valor de adquisición recae sobre el obligado tributario, y que cuando este no puede hacerlo la Agencia Tributaria podrá acudir a los medios de comprobación de valores que regula el art. 57 de la ley 58/2003 (LGT).

Para poder venir a colocar luz en las operaciones realizadas sobre criptoactivos, la Ley 11/2021, de 9 de julio, de medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, ha venido a establecer nuevas obligaciones que han revolucionado a toda la comunidad crypto y han disparado las consultas jurídicas sobre criptomonedas en nuestro Bufete. La regulación (que ahora mismo es escasa) abre muchas dudas y deja muchos aspectos de las obligaciones de los tenedores de criptomonedas en el aire, por lo que es necesario saber cumplir con la Agencia Tributaria y saber planificar adecuadamente nuestra gestión patrimonial cripto hacia el futuro.

Criptomonedas en el modelo 720

La Ley de prevención y lucha contra el fraude fiscal crea dos vías de conocimiento en función de dónde se encuentren localizados los wallet:

Para el caso en el que las criptomonedas estén depositadas en España, tenemos una doble vía de información para la Agencia Tributaria: tanto las empresas que tengan por objeto el depósito de los activos como las empresas que se dediquen a ejecutar operaciones de cambio deberán comunicar la tenencia y las operaciones realizadas durante el ejercicio. De esta forma todos los operadores de criptovalores darán una información agregada a la Agencia Tributaria para poder realizar el seguimiento de las ganancias o pérdidas patrimoniales declaradas por cada contribuyente.

Para el caso en el que los criptoactivos estén depositados en operadores ubicados fuera del territorio español, se impone a cada contribuyente la obligación de realizar la declaración de su tenencia a través del modelo 720. De esta forma, la administración tributaria tiene una foto fija de nuestra situación patrimonial al final de cada ejercicio permitiendo cotejar la trazabilidad de las ganancias patrimoniales posteriormente declaradas. Sin embargo, el hecho de ser incluido en el 720… ¿implica necesariamente que deban ser tomados en cuenta para la otros impuestos? Podemos pensar por ejemplo en la repercusión que dicha declaración realizada en el modelo 720 pueda tener en nuestra declaración del Impuesto de Patrimonio.

Si se fija el lector, en realidad estos dos sistemas de control e información son similares o análogos a los establecidos para el seguimiento de las cantidades depositadas en bancos: si se trata de bancos nacionales, son ellos los que hacen la comunicación de tenencia y operaciones a la Agencia Tributaria; si se trata de bancos extranjeros, es el obligado el que mediante el modelo 720 debe realizar la comunicación de la cuenta, ubicación y valor.

De esta forma los activos digitales tendrán un rastreador que permite montar el puzzle del origen y licitud de los activos (o ganancias) declarados. Estas medidas, facilitan la prueba de sus operaciones a todos aquellos contribuyentes que desean tener una operativa trasparente con la administración tributaria y dificultarán la regularización de activos para aquellos que hayan utilizado las criptodivisas para buscar la opacidad en sus operaciones.

Obviamente aún estamos muy lejos de poder considerar a las criptomonedas como un activo ordinario con la misma publicidad y trazabilidad que los bancarios, pero es un primer paso importante para la normalización de la tributación de las ganancias obtenidas.

Este año tenemos el arranque de una nueva etapa para las criptomonedas: en unos meses deberá presentarse por primera vez el modelo 720 incluyendo ya estos valores. ¿Lo tienes todo preparado? Aun falta mucho por saber. Por ejemplo ni siquiera conocemos el nuevo formato del modelo, si la declaración de hará por criptodivisa o por valor… Pero lo que sí sabemos son las importantes sanciones que se aplicarán a data dato erróneo u omitido que se contenga en esta declaración.

Si bien estamos ante un mercado no regulado, con todos los riesgos que ello implica, la administración tributaria necesitaba dotarse de herramientas que le permitan conocer la situación patrimonial de los contribuyentes y terminar con la incertidumbre que para ambas partes suponían este tipo de operaciones. ¿Estás preparado para empezar a cumplir este año? ¿Conservas toda la documentación necesaria para acreditar la procedencia de tus activos?