La recuperación de la vigencia de la Ley de Custodia Compartida de Valencia ha abierto importantes posibilidades en la tramitación y desarrollo de los divorcios en la Comunitat Valenciana como hemos examinado hace unas semanas desde Abogado Amigo. Si bien esta ley no regula el divorcio en sí, que continúa por lo tanto sujeto a las normas del Código Civil, pero sí que legisla y con grandes novedades sobre algunas de las consecuencias más importantes de los procesos de divorcio, entre ellas la atribución de la vivienda familiar. Son por lo tanto muchos los aspetos a valorar por el abogado experto en Familia que tramite su divorcio.

Abogados Divorcio Valencia

La regla general de la que parte la norma valenciana es la misma que está presente en el Código Civil: el uso de la vivienda familiar en caso de divorcio de los conyuges corresponderá a los hijos. Ahora bien, a partir de ahí encontramos diferencias notables. La primera es que, frente al Código Civil que atribuye la vivienda al progenitor con el que los hijos residan (puesto que parte de la regla general de custodia ejercida por un cónyuge), la Ley Valenciana de Custodia Compartida, que parte del presupuesto general del ejercicio conjunto de la custodia, toma como criterio de adjudicación la dificultad del progenitor para acceder a otra vivienda. En tanto en cuanto, por regla general, los hijos estarán con ambos progenitores, la vivienda será usada por quien no pueda usar otra, o sea menos probable que pueda usar otra. Este cambio de enfoque legal en el divorcio es fundamental a juicio de Abogado Amigo.

Atribución de la vivienda familiar

Atribución de la vivienda familiar

Inmediatamente después la ley valenciana estipula que si la vivienda es adjudicada al progenitor no titular de la misma (por ser privativa del otro) se fijará una compensación por su uso y por los gastos de alquiler que le pudieran originar, computándose esta compensación en su contribución a los gastos. Claramente este es un punto innovador puesto que se distancia radicalmente de la regulación del Código Civil que sumaba a la pensión por alimentos la pérdida de la vivienda familiar.

Por otro lado se determina expresamente que no procederá la adjudicación de la vivienda al progenitor no titular cuando tenga un derecho de uso sobre otra vivienda. Nuevamente la regulación civil común se ve superada puesto que esta circunstancia no estaba regulada por el Código y el tenor de sus preceptos parecía no tener en cuenta esa posibilidad. El interés del hijo a permanecer en la vivienda que hasta el momento del divorcio tuvo carácter familiar llevaba a la adjudicación casi automática de su uso al progenitor que ejerciera la guardia con independencia de otras posibilidades y de las necesidades del progenitor que debía abandonar la residencia.

Atribución de la vivienda familiar

Como vemos por lo tanto, son muchas las posibilidades que la nueva norma nos ofrece a los operadores juridicos. Tanto para nuevos divorcios o separaciones como para los ya declarados, le recomendamos que se asesore por expertos abogados matrimonialistas para saber cómo le puede afectar la nueva normativa y cómo revisar los convenios vigentes.

Si necesita asesoramiento en derecho de familia o sobre separación y divorcio, no dude contar con abogados expertos en derecho civil para la defensa y ordenación de sus intereses. Contacte con nosotros usando este formulario.