La conducción bajo los efectos del alcohol puede dar lugar a la imputación de un delito de alcoholemia. Los delitos relativos a la conducción de vehículos a motor bajo los efectos del alcohol son una de las cuestiones más frecuentemente solventadas a través de los juicios rápidos penales. 

En caso de imputación de un delito de alcoholemia cuente con nuestro equipo de abogados expertos en alcoholemia.

☎ Teléfono de cita previa: 96-381-56-71 y 902-11-00-88

Pida cita usando este formulario

El delito de alcoholemia 

que mayor numero de consultas genera en nuestro bufete Abogado Amigo. Ya sea por los numerosos controles policiales, ya por la frecuente infracción por los ciudadanos, lo cierto es que las conductas que reunen alcohol y volante son de las más frecuentes en las sanciones administrativas de tráfico (siguiendo a las sanciones de aparcamiento y exceso de velocidad) y dan lugar a la tramitación de innumerables procesos penales contra los infractores.

Como base para todas estas infracciones se toma la tasa de alcoholemia que es la concentración de alcohol en sangre o en aire expirado, o lo que es lo mismo, la cantidad de alchohol en gramos o miligramos que existen en un litro de sangre o de aire, respectivamente. La tasa de alcoholemia no es fija ni estable sino que evoluciona según el cuerpo digiere el alcohol consumido de tal modo que la máxima concentración en sangre ( y por o tanto la tasa más alta) se alcanza entre los 30 y los 90 minutos después de haberse producido su ingestión.

La tasa de alcoholemia permitida varía en función de las circunstancias personales del conductor:

CONDUCTOR
TASA EN AIRE
TASA EN SANGRE
GENERAL
0,25 mg/l0,5 g/l
NOVEL
0,15 mg/l0,3 g/l
PROFESIONAL
0,15 mg/l0,3 g/l

Siempre que se exceda de esos valores en los controles de la autoridad será sancionable:

  • Administrativamente: La conducción bajo los efectos del alcohol es tipificada como infracción administrativa muy grave sancionada con multa de hasta 601,01€ y con la suspensión del permiso de conducir por un periodo de 3 a 6 meses. Puede sancionar esta infracción la policía municipal, la Guardia Civil u otras autoridades de tráfico.
  • Penalmente: Siempre que la tasa de alcoholemia supere los 0,60 miligramos por litro de aire expirado o los 1,2 gramos por litro de sangre, el hecho será constitutivo de delito sancionado con pena de prisión de 3 a 6 meses o a la de multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y, además, a la de privación del derecho a conducir de 1 hasta 4 años. Todo ello con independencia de que se haya producido o no lesión o peligro para los bienes o las personas.

Delito de alcoholemia y conducción bajo los efectos del alcohol

Tasa de Alcoholemia

Además si como consecuencia de la conducción bajo los efectos del alcohol se produce un accidente ocasionando lesiones, homicidio involuntario u otros hechos, el sujeto deberá hacer frente al concurso de las penas para ello previstas.

Es por esto que en caso de imputación de un delito de alcoholemia resulta de especial importancia y trascendencia acudir siempre a expertos que puedan acometer la defensa de sus intereses en estas situaciones. Ningún proceso penal es intrascendente. Acuda a su Abogado Amigo y asegurese la mejor defensa juridica.

Conducción bajo los efectos del Alcohol