Sucesión a la Corona ¿Necesita autorización el Rey para abdicar?

Abogado Administrativo

La abdicación es el acto unilateral por el que el monarca renuncia irrevocablemente al ejercicio de sus facultades de Rey. Debemos diferenciarlo claramente de la renuncia, en la cual el Rey deja el ejercicio de sus funciones extinguiendo sus derechos dinásticos.

Sin embargo, el Rey lo es por delegación del pueblo y el ejercicio de sus facultades no depende exclusivamente de su voluntad si no que es una función institucional con una enorme trascendencia en el plano político y económico del pais. Es por ello que debemos preguntarnos: ¿Necesita la abdicación ser autorizada?abogado Amigo

¿Necesita el Rey autorización para abdicar?

Juan Carlos I ha abdicado esta mañana sin aparente autorización por parte de ninguna institución del estado, como si ésta se tratase de una decisión que afectase exclusivamente a su persona y a su Casa. Sin embargo parece a todas luces que en un estado democrático constitucional el ejercicio de las funciones reales tienen muchisima mayor trascendencia que el interés exclusivo de una persona, incluso aunque esa persona sea el Rey. La abdicación es una auténtica cuestión de Estado.

Si la Corona es una institución y ejerce funciones constitucionales es única y exclusivamente porque su poder (como todos los del Estado) emanan del pueblo. Exigir que las instituciones del Estado que representan la soberanía autoricen la abdicación no es algo nuevo en nuestra historia, puesto que tras los sucesos de Bayona se justificó y defendió la necesidad de autorización de las Cortes a la abdicación basándose en la teoría del pacto entre el Rey y el pueblo. Mediante Decreto de 27 de diciembre de 1810, las Cortes proclamaron como Rey legítimo a Fernando VII y declararon nula la cesión de la Corona que se había hecho a favor de Napoleón porque no había habido consentimiento de la nación.

Imagino que hoy, con una monarquía constitucional y de poder limitado, lejos del antiguo régimen, la posición del pueblo será aún más relevante que la que lo fue para Fernando VII.

Hoy los poderes emanan de los ciudadanos y no de un pacto entre el Rey de un lado y el pueblo de otro. Por ello, el control debe ser igual o mayor si cabe, pero nunca menor.

La autorización a la abdicación

La Constitución no regula específicamente cómo debe realizarse el proceso de abdicación, ni se ha legislado sobre este punto en todos estos años. Sin embargo el artículo 57 punto 5º del texto constitucional dice:

“Las abdicaciones y renuncias y cualquier duda de hecho o de derecho que ocurra en el orden de sucesión a la Corona se resolverán por una Ley Orgánica”.

Aunque este precepto no exige la autorización, cierto es que remite a Ley Orgánica para su regulación. Tampoco parece que sea una Ley Orgñanica la que tiene que autorizar la abdicación puesto que se trata de un acto de carácter no legislativo, y por ello de aquellos que perfectamente pueden encuadrarse en el artículo 74.1 de la Constición de reunión conjunta de las Cámaras.

Abogado AmigoLas Cortes, aún cuando no sea un acto legislativo, tendrán que tomar razón o tener conocimiento de la abdicación. ¿qué sucedería si las Cortes no aceptan la abdicación que se les presenta? El hecho no es baladí cuando son muchas las voces que reclaman la participación ciudadana en el sucesión de la Corona. La abdicación es irrenunciable e irreversible, por lo que el Rey no podría “retirarla”, pero sólo las Cortes pueden llamar al Sucesor, por lo que aquel tampo podría entrar. Es en ese momento en el que la consulta popular podría articularse.

Abdicaciones del Rey

Las Constituciones de 1837, 1845, 1869 y 1876 exigían la autorización previa para que el Rey pudiera abdicar.

El primer Borbón que reinó en España, Felipe V, protagonizó una de las abdicaciones más curiosas de nuestra historia, puesto que tras abdicar el 10 de enero de 1724, regresó al trono tras la muerte de su hijo el Rey Luis I, incluso contraviniendo lo aprobado por el propio rey al promulgal al llamada Ley Semi-sálica, que determinaba que la sucesión debería haber sido realizada por el hermano del fallecido, D. Fernando, que más tarde sería Rey con el nombre de Fernando VI.

En nuestra historia reciente tenemos incluso ejemplos de Abdicaciones que no son tales, como la que el abuelo del Rey, Alfonso XIII realizó en favor de su hijo D. Juan, padre de Juan Carlos I, al proclamarse la República. Y no es abdicación, aunque se realizase en un Acta Notarial llamada “Acta de Abdicación” en tanto en cuanto para que un Rey abdique lo primero que debe ser es Rey, y D.Alfonso, al tiempo de realizar aquel documento, ya no era monarca de España.Consultas abogados

Compártelo ahora...Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

6 Comentarios en “Sucesión a la Corona ¿Necesita autorización el Rey para abdicar?”

  1. Hola he perdido todos los puntos X vía administrativa y ya pasaron los seis meses de retirada del permiso de circulacion pero se me olvido entregar el carnet aunq ya lleva caducado hace tres meses y ahora quería saber si puedo hacer el curso para de sensibilidad para obtener de nuevo el carnet y no abra ningún problemas X no haber entregado el carnet ya q tampoco puedo renovarlo q debería hacer gracias y un saludo

  2. he encontrado informacion sobre que alguien habia predicho la la abdicacion con 9 años de antelación del rey
    Juan Carlos I de España en su libro Caesarem de Nostradamus.

    lo peor es lo que biene despues

  3. Creo que vuestro post ayuda a que se entienda el significado de la abdicación, en el contexto de nuestra historia, así como los requisitos que debe cumplir para que sea entendida como tal.

    Enhorabuena!

  4. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y ajenas para añadir funciones (redes sociales) y elaborar estadisticas anónimas (Google). Navegando acepta nuestra Politica de Cookies..

ACEPTAR
Aviso de cookies